· 

Artículo 3: Las personas con inteligencia emocional ¿no pueden enojarse?

 

¿Por qué le tenemos tanto miedo a expresar nuestras emociones? ¿Por qué le tenemos tanto miedo a expresar nuestro “enojo”?

 

Creo que la respuesta es sencilla, tan sencilla que puede ser difícil de comprender porque está tan en nuestras manos que no queremos tomar la responsabilidad.

 

En este artículo de Fit de Semana Emocional responderemos a la pregunta:

 

¿Una persona con inteligencia emocional no puede enojarse?

 

¡Bienvenida y bienvenido a nuestra tercera emisión!

 

Parafraseando a Benjamín Franklin, él una vez dijo:

 

“El enojo siempre se produce por alguna razón, pero rara vez, es por una buena razón”.

 

 

21% de las personas que contestaron nuestra encuesta en redes sociales dijeron que Una persona emocionalmente inteligente NO PUEDE ENOJARSE.

 

 

Mientras que el 79% restante, dijeron que una persona emocionalmente inteligente SÍ PUEDE ENOJARSE.


 ¿Quién crees que haya tenido la razón?

 

Hoy en día, la ciencia nos ha dado respuesta de lo que sucede cuando nos enojamos; cuando tenemos sensaciones de irritabilidad o ira se producen alteraciones cardiovasculares como el aumento de nuestra presión arterial, que estemos más predispuestos a la arteriosclerosis, que tengamos un aumento en el colesterol y un tiempo distinto de coagulación de la sangre. 

 

Todo ello puede ser como resultado de que al disgustarnos, puede haber una descarga importante de adrenalina.

 

Y ojo, porque aquí hay una palabra que acabo de mencionar y a la que habrá que prestarle atención: DISGUSTO. 

 

Un disgusto es algo que nos producimos; otra vez: OJO, que nos producimos porque algo o alguien no se ajusta a lo que yo deseo o espero.

 

Por otro lado, uno de los temas por lo que más personas vienen al acompañamiento emocional es porque no saben expresar sus emociones. No saben qué hacer con ellas, es más, ni siquiera saben… ¡cómo nombrarlas! ¡Cómo describirlas!

 

En el caso específico de las personas que se enojan o más bien, de las personas que nos enojamos, porque todos hemos pasado por eso en algún momento… cuando se cuenta con Inteligencia Emocional, se reconoce que es un canal erróneo con el cual buscamos disimular nuestra verdadera necesidad.

 

Es decir, yo soy una persona que tiene deseos pero esos deseos tienen un origen, y ese origen viene de una necesidad.

 

Y para poder estar plenamente en este mundo de la gestión emocional hay que:

 

  1. Identifica la necesidad que te ocasiona ese disgusto, es decir, tu enojo.
  2. Reconoce la sensación automática, en otras palabras ¿qué sientes cuando tienes esta necesidad insatisfecha?
  3. Ponle un nombre a esta emoción; nadie puede gestionar lo que no conoce, por eso es importante darle un nombre… y
  4. Genera una estrategia para saber cómo expresar eso que necesitas, a quién expresárselo y en dónde expresarlo.

Por tanto, la idea de que una persona con inteligencia emocional no puede enojarse es ¡FALSA!

 

Claro que puede enojarse, sólo que una persona con inteligencia emocional que se enoja, sabe adaptarse al entorno que está viviendo y reconoce que no sólo se perjudica él, sino que también hace padecer a quiene le rodean.

 

Hoy ando muy dicharachero y es por ello, que quisiera despedirme con un proverbio del Dalai Lama que dice sobre este tema:

 

Si nuestra mente se ve dominada por el enojo, desperdiciaremos la mejor parte del cerebro humano: la sabiduría, la capacidad de discernir y decidir lo que está bien o mal

 

¡Te espero en el siguiente artículo de Fit de Semana Emocional!

 

Mi nombre es Isaac Castro y te invito a que generes el éxito de tomar tus propias decisiones día a día.

 

Namasté

Artículo escrito por:

Isaac J. Castro

Fundador de Fitness Emocional México

Habit & Wingwave Coach

Facilitador de PNL y en Psicología Positiva 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0