¿PARA QUÉ HACER FITNESS EMOCIONAL?

 

Para que las personas que como tú y como yo,

aprendamos sencilla y fácilmente a

reconocer, entender y gestionar nuestras emociones

de manera consciente.

 

Y al mismo tiempo, reconozcamos, entendamos

e influyamos en las emociones de los demás.

 

Esa consciencia la desarrollamos desde un

BIEN SER y un BIEN ESTAR que motivan un BIEN HACER

 

BIEN SER

 

Despertar la consciencia de lo que es tuyo, es decir,

reconocer tus fortalezas y áreas de mejora para que

comprendas lo que está bajo tu control y por tanto, lo hagas.

 

Emocionalmente hablando,

aquí observas y aceptas tus pensamientos y emociones

e inicias a regular tus sentimientos.

 

Desde el BIEN-SER podrás:

 

- Pasar del rol de Víctima a Creador

- Tomar Responsabilidad de lo que dices y lo que haces

- Ser parte de la solución y no del problema

- Reconocer que tu verdad solo es una parte de LA VERDAD

 

BIEN ESTAR

 

Despertar la consciencia de lo que NO es tuyo, es decir,

reconocer las fortalezas de los demás y comunicar

asertivamente sus áreas de mejora para que

comprendas lo que NO está bajo tu control y evites agobiarte.

 

El BIEN-ESTAR es ubicarse en tiempos y actividades.

 

Emocionalmente hablando,

aquí regulas tus impulsos hacia los demás y

te expresas en equilibrio. 

 

Desde el BIEN-ESTAR podrás:

 

- Comunicarme asertivamente

- Aprender del otro

- Aceptar la motivación de los demás

sin volverla fundamental

- Generar relaciones ganar-ganar

 

BIEN HACER

 

Despertar la consciencia de lo que puedo hacer,

es la congruencia entre lo que pienso, siento y hago.

 

Si me quedo en lo "quiero ser" o "donde quiero estar"

se quedará todo en un sueño.

 

Emocionalmente hablando,

aquí ya estás empoderado para ser un agente de cambio. 

 

Desde el BIEN-HACER podrás:

 

- Agradecer tus estados de felicidad

- Alcanzar tus signos de éxito

- Desarrollar habilidades sociales

- Ayudar a otros a conseguir sus estados

de felicidad y signos de éxito sin reclamo

o búsqueda de elogio